Vuelve la Milk Stout, la exitosa cerveza piloto de Kross

La Milk Stout regresa para deleitar tu paladar, el del verdadero amante de la cerveza artesanal. Precisamente en estas épocas, donde hace poco tuvimos los lanzamientos de Let it Be y Nitroccino, desde Kross decidimos relanzar la Milk Stout. La misma se caracteriza por sus aromas a caramelo y chocolate de leche, entre otros.

Esta variante, al igual que nuestra clásica Cream Stout, es ideal para acompañar los días fríos que se nos avecinan y forma parte de la serie piloto de Kross. ¿Qué significa esto? Que esta cerveza sale en volúmenes ultra-limitados y si se mantiene la buena recepción por parte de ustedes, podría pasar a ser una de las experimentales.

La Stout, una cerveza artesanal con presencia

Una Stout es un estilo de cerveza oscura de alta fermentación –conocida como Ale- cuyo origen se remonta a Londres. Si bien en sus inicios se decía que era una cerveza de alta graduación alcohólica, hoy en día podemos encontrar porcentajes moderados, como nuestra Cream Stout (5.4°).

En general son amargas y contienen aromas a café y chocolate. Su inconfundible color oscuro proviene de la malta muy tostada. Son cremosas, muy agradables y con una espuma densa.

La Milk Stout marca un antes y un después en Kross

Cada una de nuestras cervezas tiene una particularidad que las diferencia del resto. En este sentido, la Milk Stout se destaca por su graduación alcohólica ya que es la primera de Kross en superar los 10°. De hecho alcanza los 10,2°.

Milk Stout
Milk Stout

Oscura como la noche misma, esta Ale potente deleita el paladar con sus complejas notas a caramelo, chocolate de leche, café tostado y frutos secos. La adición de lactosa en la cocción aumenta la sensación cremosa y licorosa en boca, terminando con un delicado balance entre dulzor y amargor, seguido por una agradable tibieza alcohólica al final.

Mientras que el índice de amargor (IBU) de esta cerveza artesanal es de 40, su consumo recomendado es de 12 meses desde su elaboración y la temperatura ideal para servirla oscila entre los 10 y 12° C.

La Cream Stout, la cerveza que dio origen a una gran historia

Como ya hemos hablado que cada una de nuestras cervezas tiene una particularidad que la diferencia del resto, la Cream Stout es quien conserva una de las historias más relevantes para nosotros. Porque a ella le debemos todo.

Para entenderlo debemos remontarnos a 2003, el año que nació Cervecería Kross. Por aquellos tiempos, Jose Tomas Infante probó en un bar una cerveza negra, muy similar a la Guinness, y preguntó quién era el autor de la misma. El responsable era nuestro maestro cervecero, Asbjorn Gerlach. Desde entonces ambos unieron sus caminos y decidieron emprender juntos este proyecto.

Con el tiempo surgieron nuestras primeras cervezas clásicas y José Tomas y Asbjorn decidieron replicar esa que los había unido. Así fue como nació la Cream Stout, una Ale de color café oscuro y cuerpo medio que se caracteriza por ser compleja y equilibrada a la vez.

A diferencia de la Milk Stout, esta posee notas a café tostado, chocolate amargo y frutos secos. Su graduación alcohólica es menor (5,4º), es menos amarga (IBU de 28) y su temperatura ideal para servir oscila entre los 8 y 10º C.

Milk Stout y Cream Stout: ¿cuál es el maridaje perfecto?

La Kross Imperial Milk Stout y nuestra clásica Cream Stout proporcionan un excelente contraste con carnes a la parrilla, incluyendo preparaciones más especiadas. El sabor ahumado de este tipo de comida combina muy bien con cervezas oscuras.

Además, ambas son un complemento perfecto con quesos maduros e incluso postres que incluyen chocolate, café o frutos rojos en sus preparaciones.Recuerda visitar nuestra tienda online para adquirir tu cerveza favorita, como por ejemplo la Cream Stout o la Milk Stout, dos opciones con abundante cuerpo que no te pueden faltar para combatir los días de frío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *